miércoles, 3 de junio de 2015

Ideas y trucos: "Cómo pintar nuestros sellos con tintas Distress"

¡Muy buenos días!
Hoy te traigo un tutorial para mostrarte cómo aprovecho mis tintas Distress para pintar los sellos.
Vamos a explicarlo paso a paso con esta tarjeta que he realizado:


Lo primero de todo, y casi más importante, es elegir bien las tintas. Ya sabéis que las Distress son con base al agua, por lo que deberemos de elegir una tinta para estampar nuestro sello que sea resistente a ésta. Yo elegí Versafine, por que aparte de captar muy bien todos los detalles del sello a su vez es resistente al agua.
Por otra parte elegiremos los colores con los que vamos a pintar nuestros sellos antes de empezar. Esto es importante por que luego cuando estamos coloreando puede que nos encontremos que algún color no resalta con el fondo o con otros motivos del sello. Así que para que esto no ocurra lo mejor, por lo menos a mi  me funciona, es elegir primero de qué color voy a pintar el fondo, y sobre éste elegiré los tonos que compondrán el sello que, si quieres que resalten, deberán ser colores complementarios, es decir los que se encuentran enfrentados en la rueda cromática, por ejemplo rojo y verde, verde y lila, verde y rosa, azul y amarillo, entre otros. Combinando los colores de esta forma tenemos el éxito asegurado.


Dicho esto vamos a seguir con la elaboración de la tarjeta. Primero elijo el soporte donde voy a estampar el sello. En esta ocasión utilicé unos troqueles de marcos de Spellbinders: uno para el sello y otro un poco más grande para una cartulina que me vaya a contrastar con el fondo, en este caso la elegí negra.


Mi tarjeta va a llevar como tema un paisaje, así que primero crearé el fondo antes de estampar el sello. Troquelé un círculo y le coloqué un poquito de washi tape enroscado para pegarlo a la base y luego poderlo quitar con facilidad una vez aplicada la tinta.


Ahora ya sí empezamos a aplicar nuestras tintas. Para el fondo utilicé tonalidades amarillas, en concreto tres, que van del amarillo, pasando por naranja clarito hasta naranja un poco más fuerte, de este modo proporcionamos profundidad al fondo. Como mi temática se basa en un paisaje fantástico no apliqué las tintas uniformemente dejando así un aspecto más místico.


Una vez ya pintado el fondo, apliqué unas salpicaduras de agua sobre él y como la tinta Distres es con base al agua allí donde cayeron las gotitas se perdió un poco de color y dio el aspecto moteado. Ahora sí ya resuelto todo el fondo retiré el círculo y se puede apreciar como se forma un sol perfecto.
Una vez bien seco todo el fondo estampé mi sello con tinta Versafine. A parte, en otro trozo de cartulina volví a estampar el sello que es donde realmente pintaremos con nuestras tintas Distress.


Como ya te he mencionado antes, para que mi sello destaque bien con el fondo, elegí colores complementarios al amarillo, como el verde, lila y rojo, a la vez también complementarios entre sí mismos. Para obtener la tinta y poder pintar con ella lo que hice fue restregar la almohadilla en un bloque acrílico, de esta forma podemos aplicar la tinta con un pincel, si es con depósito de agua mejor por que éste irá soltando el agua poco a poco mezclándose con la tinta, si no tenemos este tipo de pincel lo podemos hacer con uno normal, el único inconveniente será que tendremos que ir mojando de vez en cuando el pincel en agua.
Como podéis ver en la foto he elegido dos tonalidades de cada color que voy a aplicar: una clara y otra más oscura. Esto es básico para poder generar las sombras y dar profundidad a nuestros sellos.


Una vez pintado el sello lo recorté con unas tijeras de precisión y fui pegando uno a uno los elementos sobre el estampado en el fondo, de esta manera no pierdo ningún detalle del fondo y puedo aplicar los colores que desee sin versen afectados por el color del fondo.


Aquí os enseño más de cerca un detalle de las ventanitas.


Después acabé de estampar más detalles como los pajaritos volando y la vegetación. Coloqué el journaling y fui pegando la tarjeta al marco negro y este a su vez a un rectángulo blanco, al que apliqué con una almohadilla tinta Distress naranja en los bordes.


Y para terminar apliqué unos últimos detalles como las piedras en las esquinas, un poco de purpurina en las casitas con el pincel de Stella y unas gotitas de liquid pearls. 


Pues esto ha sido todo, si has leído el tutorial entero ¡enhorabuena! por que hoy ha sido un poco largo, aunque creo que bastante provechoso. 
Espero que te haya gustado y sobre todo que te sea útil.
¡Nos vemos el viernes con una página nueva de mi libro alterado!
Besos.

EVA OLMO

5 comentarios :

  1. Muy linda tarjeta. Y me encanto RL tutoriales tendré que intentarlo

    ResponderEliminar
  2. Siempre tienes ideas muy lindas para postear en tu blog, todo me fascina!

    ResponderEliminar
  3. Eva eres una crack! el papel base que trabajas cuál es? gracias por todo lo que compartes :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola, gracias! En este caso, para las Distress suelo usar cartulina blanca, pero la que se usa para impresora por que atrapa mejor la tinta.

      Eliminar

Gracias por tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips